Si deseo ser dibujante de cómic, ¿Qué es lo que tengo que estudiar?

Si lo que buscamos es dedicarnos al dibujo de cómic, no es necesario ser un gran dibujante, pero sí es relevante comprender la narración gráfica y tener conocimiento de cómo mostrar mediante el dibujo las expresiones y los sentimientos de una forma sintética. Pero, posiblemente existen otros rasgos importantes para lograr convertirse en un buen dibujante de viñetas, como los que señalamos seguidamente. 

Inicialmente se debe considerar que se trata de una carrera tan artística como si fuese la de un editor gráfico o de un dibujante, para lo que se requiere paciencia, esfuerzo, tiempo, perseverancia y, sobre todo, mucha pasión ya que hace falta disfrutar de este trabajo, aseguran los estudiantes de EAE online opiniones. Si bien no se requiere ser un genio del pincel, al momento de crear viñetas se deben tener amplios conocimientos de lo que es básico en el dibujo y la ilustración.

En tal sentido, lo ideal sería seleccionar la carrera de bellas artes, si lo que se busca es cursar estudios superiores; o bien, tomar un módulo artístico en donde se aprenda a utilizar los lápices y pinceles, y también a representar de forma gráfica la idea que se tiene en mente. 

Una vez tengamos idea y sepamos dominar las herramientas artísticas de trabajo, se debe valorar el aspecto más esencial de una novela gráfica: la narración. No solo se trata de manejar todo acerca del dibujo, sino también crear y desarrollar conversaciones que sean interesantes, que tengan sentido, que estén adaptadas a cada una de las viñetas, pero que además sean significativas ya que este sería el pilar de la historia.

Un aspecto ideal es realizar un curso de periodismo, de narración o escritura. Con ellos podremos aprender que existe gran cantidad de géneros de novelas gráficas y de igual modo autores. Por lo que, si pensamos en especializarnos en uno u otro, resultara interesante apoyar también nuestros estudios de escritura con otros cursos que se encuentren más enfocados hacia el género que nos gustaría tratar.

Por su parte, los cursos de edición, ayudan a crear las composiciones, a conocer la línea narrativa, cómo se deben disponer las viñetas y a crear diseños de página que sean atractivos para el lector, y por ende sean fáciles de seguir.

En cuanto al diseño y la digitalización, estos son dos aspectos muy importantes, sobre todo en la actualidad ya que se pueden aprovechar las más recientes tecnologías para darle más visibilidad a nuestro trabajo. Con el fin de aprender a utilizar herramientas como el Photoshop o Illustrator, se pueden encontrar cursos específicos.

Lo mismo sucede con el diseño gráfico, este nos abrirá un abanico de opciones con las que podemos introducirnos más a fondo en el dibujo digital, aprendiendo a aplicarlo a los distintos diseños web y a trabajar con ellos en diferentes formatos.

En conclusión, es necesario empaparse bien de dibujo, narrativa, edición y digitalización, pues es de suma importancia entender cómo son los cómics, y de esta manera obtener gran cantidad de ideas para recononcer sus laberintos. La recomendación es leer muchos títulos como por ejemplo de autores como Joe Sacco, Guy Delisle, Igort, Paco Roca o Alfonso Zapico y, si se trata de lo digital, entonces a Raquel Córcoles (Moderna de pueblo) o Agustina Guerrero (Diario de una Volátil).